El VII Festival de Cortometrajes contra la Violencia de Género incrementa en un 70% su dotación en premios

Cortometrajes_contra_la_Violencia_de_Gxnero

El cine no solo es una herramienta de entretenimiento, también es una potente arma en la lucha contra la violencia de género y prueba de ello son las distintas ediciones del Festival de Cortometrajes contra la Violencia de Género organizadas por la Diputación Provincial de Jaén. Se trata de un certamen tan comprometido como combativo que este año alcanza su septiembre entrega y para el que han podido presentarse trabajos hasta hoy mismo.

De hecho, la diputada de Igualdad, Francisca Molina, enfatiza las posibilidades de sensibilización que facilita el medio audiovisual, en este caso, contra todo tipo de violencia ejercida contra mujeres y menores. Esta actividad “se enmarca en el Plan Provincial de Sensibilización contra la Violencia de Género”, explica Molina sobre esta cita, celebrada en el entorno del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Entre las novedades para esta edición, la diputada provincial pone de relieve “el importante aumento de la cuantía dedicada a premios, hasta alcanzar los 9.100 euros”; esto supone un 70 por ciento más con respecto al último año.

En ese sentido, junto al primer y segundo premios, de 3.000 euros y 2.000 euros, respectivamente, se establecen otros galardones: mejor directora, dotado con 2.000 euros; y premio especial al mejor corto joven provincial –realizado por jóvenes de hasta 35 años–, de 1.150 euros. Con este mismo importe se incluye un premio especial del jurado para aquel trabajo cuyo mensaje se adapte mejor a los contenidos del festival, con independencia de sus medios técnicos, experiencia del equipo y valores cinematográficos. Además, un Premio Canal Sur Radio y Televisión a la creación audiovisual andaluza, dotado con un trofeo y la emisión del trabajo en dicha cadena.

El tema de estos audiovisuales –se pueden presentar tanto documentales como cortometrajes de ficción argumental de hasta 25 minutos de duración– será la violencia de género, en cualquiera de sus manifestaciones. El certamen pone el foco sobre su prevención y sensibilización; con una especial atención a los trabajos que aborden esta problemática en el ámbito juvenil.

Molina subraya “la buena acogida” de este festival nacido en 2013, convertido hoy “en un referente tanto provincial como autonómico y nacional”. Al respecto, recalca la presencia de cortometrajes realizados en la provincia: “Queremos reafirmar nuestro compromiso con la creatividad jiennense con la sección Jaén en Corto”. Una vez sean recibidos los trabajos, un experto jurado realizará una selección de aquellos cortometrajes que serán proyectados en la sección oficial del festival. Entre otros criterios se valorará la originalidad y creatividad, la calidad del guion, la interpretación y otros detalles técnicos como la fotografía, el montaje o la música.

Tal y como se indica en las bases –disponibles en www.dipujaen.es– se establecen diferentes posibilidades para el envío de los cortometrajes, ya sea por correo postal como de forma telemática. Para ello se trabaja con diferentes plataformas webs que permiten subir este tipo de archivos audiovisuales. A su vez, quienes participan han de remitir abundante documentación sobre el cortometraje, con la que se facilita la elaboración del catálogo y otros materiales promocionales del festival: dossier, ficha técnica, biofilmografía de quienes ostenten la autoría y material gráfico sobre el cortometraje, como fotografías, entre otros documentos.