Jaén se reivindica como capital de las letras durante la II República con el I Seminario de la Fundación Miguel Hernández

20190326_Presentacixn_I_Seminario_Fundacixn_Legado_Literario_de_Miguel_Hernxndez_x1x

Jaén se ha reivindicado como capital andaluza de las letras durante la II República a través del I Seminario Fundación Legado Literario Miguel Hernández, que tuvo lugar en la capital jiennense coincidiendo con el aniversario de la muerte del poeta. La Diputación Provincial, la Universidad de Jaén, el Instituto de Estudios Giennenses (IEG) y la Fundación Legado Literario Miguel Hernández organizan este evento, que reunió a 11 ponentes en el autor alicantino y en esta época de España, y en el que se analizó la labor literaria de Hernández y de otros literatos de Jaén o que estuvieron en la provincia en ese momento, según detalló el diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez.

Junto al responsable cultural de la Diputación, la vicerrectora de Proyección de la Cultura y Deportes de la Universidad de Jaén (UJA), Dolores Rincón; el director de la Fundación Legado Literario Miguel Hernández, Francisco Escudero; y el coordinador de este seminario, Rafael Alarcón, explicaron que este congreso que, con el título “Jaén, 1936-1939: capital andaluza de la República de las Letras”, “es un ejemplo de colaboración entre instituciones y también de la excelencia investigadora de la UJA y el IEG”, ha apostillado Pérez, quien ha incidido en que con este evento literario “se va a profundizar en la difusión y el análisis contextualizado de la obra de escritores jiennenses o que pasaron por Jaén durante la Guerra Civil, al mismo tiempo que se va a situar a Jaén como espacio geográfico, político y simbólico de referencia en las letras republicanas”.

De esta forma, durante los días 27 y 28 de marzo, escenarios como la sala Pascual Rivas de la Antigua Escuela de Magisterio de la UJA, el Aula de Cultura de la Diputación y el Antiguo Hospital de San Juan de Dios acogieron las diferentes ponencias previstas, que fueron ofrecidas por personal experto de las universidades de Jaén, Sevilla, Barcelona, Madrid, Murcia y la Universidad Miguel Hernández de Elche. En total, participaron once ponentes que abordaron temas como el papel de Miguel Hernández durante su estancia en Jaén, la labor en tierras jiennenses de escritores como Rafael Porlán, Pedro Garfias o José Herrera Petere, entre otros, y la actividad de escritores jiennenses fuera de su tierra, como Manuel Andújar y Juan Pérez Creus.

Este seminario es una más de las actividades en las que se ha implicado la Universidad de Jaén después de que la Diputación adquiriera los fondos hernandianos. Al respecto, María Dolores Rincón ha puesto en valor “el compromiso de la UJA con Jaén y con esta Fundación, de la que somos patronos, por lo que queremos estar presentes en todo lo que tenga que ver con este legado”. Al respecto, ha citado iniciativas como las traducciones de la antología de Miguel Hernández, que se presentarán con motivo de la próxima Feria del Libro o el premio de Ensayo convocado para textos de especialistas en la obra del poeta.

Con esta nueva propuesta, “también queremos dar a conocer el universo que rodeaba a Miguel Hernández, unido a figuras como las de Cesáreo Rodríguez Aguilera o Rafael Porlán, que describen un panorama cultural rico que está aún pendiente de estudiarse más”, recalcó la vicerrectora de la UJA, que precisó que “por eso pretendemos continuar con estos seminarios”, que no solo estén focalizados en la vida y obra del escritor de Orihuela, “sino también en su contexto, donde se fraguó, porque aunque durante ese tiempo se estaba produciendo una guerra, por las calles de Jaén estaban paseando grandes literatos y es necesario recuperarlos más allá de banderas y reivindicaciones”.

Sobre ese contexto, Francisco Escudero aclaró que aunque Hernández “no estuvo mucho tiempo en Jaén como responsable del periódico Frente Sur, ese periodo fue muy intenso tanto desde el punto de vista literario como emocional, porque aquí pasó algunos de sus días más felices, como le confesó a su esposa Josefina Manresa”. De hecho, el responsable de la Fundación Legado Miguel Hernández recordó que en esa época el poeta “sacó a la luz algunos de sus principales poemas y textos”, como “Aceituneros” o “Andaluzas”, y crónicas periodísticas como la de la toma del cerro del Santuario de la Virgen de la Cabeza o Jaén bombardeada.