Más de 6.000 menores de 80 municipios participan en las Escuelas de Verano y Aulas Abiertas de Diputación

20190805_Escuelas_de_verano-1

Más de 6.000 menores han participado en las Escuelas de Verano municipales y en las Aulas Abiertas organizadas con la colaboración de la Diputación de Jaén. La Administración provincial destina más de 376.000 euros a estos programas que se desarrollarán en 80 de los 91 municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes. “Con la promoción de las Escuelas de Verano municipales, la Diputación pretende dar una alternativa diferente para el tiempo libre y responder a la demanda de las familias ofreciéndoles un lugar de ocio, de diversión y de aprendizaje para sus hijos e hijas en las vacaciones de verano”, destaca la vicepresidenta primera y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina.

“Otro aspecto importante en este periodo estival es que las Escuelas de Verano contribuyen a la conciliación de la vida familiar y laboral, dando una mayor seguridad y tranquilidad a las madres y a los padres que saben que sus hijas e hijos se encuentran felices y en buenas manos durante gran parte del día”, puntualiza Medina, que también pone de relieve que esta actividad “mantiene vivos muchos centros escolares de la provincia durante los meses de verano, contando con la colaboración de la Delegación de Educación para su utilización.

En el programa Escuelas de Verano participan niños y niñas de entre 4 y 13 años y desarrollan un conjunto de actividades lúdico formativas, en gran parte al aire libre, que ocupan el tiempo de ocio de los menores. Además, se realizan talleres para la adquisición de hábitos personales, familiares y sociales que al trabajar en grupo desarrollan la integración e intercambio de experiencias educando en actitudes y valores para la convivencia. Junto al repaso de actividades escolares, predominan los objetivos formativos de carácter transversal como la participación, la formación en valores y la igualdad, sin olvidar el protagonismo que en este periodo estival tienen las actividades de piscina. Monitores con el Grado en Magisterio en la especialidad de educación física y/o monitores de ocio y tiempo libre, son los encargados de impartir las clases y velar por el buen funcionamiento de estas Escuelas de Verano.

Una vez concluyan estas Escuelas de Verano, comienzan los programas de Aulas Abiertas “que tienen un carácter eminentemente preventivo, compensatorio y de apoyo a menores con los que se llevan a cabo diversas intervenciones sociales, con ellos y con sus familias”, explica la diputada de Igualdad y Bienestar Social, a la vez que señala que “como los déficits escolares, familiares y sociales que presentan estas chicas y chicos de entre 5 y 14 años les pueden suponer una dificultad para su futuro desarrollo integral, es por lo que se hace necesaria la ejecución de este programa”.

Las familias que reciben el apoyo por parte de los servicios sociales comunitarios de la Diputación para el desarrollo de capacidades para un mejor funcionamiento de la dinámica familiar también suelen necesitar apoyo para reforzar los aprendizajes escolares de sus hijas e hijos. Si bien el trabajo de refuerzo en actividades curriculares tiene un papel importante para facilitar la formación y la inserción escolar de las personas menores participantes, con una dedicación individualizada, también el grupo es importante. Por ello, y a nivel grupal, en las Aulas Abiertas se trabaja en técnicas de estudio, habilidades sociales y trabajo en equipo y mejora de la autoestima.