Cinco consejos sobre la marca personal

writing-336370_1280

La aparición de las redes sociales en la última década ha traído consigo una revolución en la manera de entender el mundo, y la búsqueda de trabajo no podría ser menos. Un 90% de las empresas emplean redes sociales para la búsqueda de candidatos y un número significativo de personas que buscan empleo lo han logrado gracias a la web 2.0.

El Personal Branding o la Marca Personal es un concepto que recientemente está cobrando mucha fuerza haciendo referencia a la consideración de las personas como una marca. Y es que en un mundo en el que la frontera entre lo material e inmaterial se difumina cada vez más es fundamental distinguirse del resto, especialmente cuando se trata de redes sociales.

Por todo ello es fundamental trabajar en la creación de una marca personal en la que no sólo se destaque la apariencia externa y la impresión que se genera. También el personal branding es la oportunidad de mostrar cualidades latentes que demuestren esa diferenciación en un mundo cada vez más uniforme y difuso.

¿Qué he de tener en cuenta para construir mi marca personal?

No se trata de una respuesta fácil. Si las marcas dedican grandes esfuerzos a promocionar su producto y hacer que este sea diferente a su competencia, crear nuestra propia marca no es fruto de una tarde. Algunos de los mejores expertos de nuestro país señalan los factores determinantes del éxito.

  • Disciplina: La tarea de creación de una marca personal exige planificar y establecer una estrategia que nos lleve a una meta. Para ello hemos de analizar nuestras fortalezas y debilidades además del entorno que nos rodea. Asimismo exige un trabajo que consumirá horas.
  • Es un proceso continuo: Las personas estamos en constante transformación y por ello constantemente habrá que analizar los cambios que se producen a nuestro alrededor para replantear las estrategias a seguir.
  • Honestidad: De nada sirve afirmar una cosa si luego tus actos demuestran lo contrario. En la creación de la marca personal no se lucha por ser famoso o egoísta, sino de generar confianza y aceptar con humildad los fallos mientras se potencian las propias virtudes.
  • Interdependencia: Las personas somos seres sociales, más en esta etapa en la que nos interconectamos con miles de usuarios a través de nuestros dispositivos. Por todo ello es importante dejar huella en los demás y apoyarnos en ellos cuando las cosas no salen lo bien que esperábamos.
  • El valor añadido: Una marca siempre aporta algo novedoso al Mercado, si no hablaríamos de las conocidas marcas blancas. Por ello es importante que te sientes a reflexionar y te preguntes, ¿qué es lo que me hace diferente? ¿qué puedo aportar a los demás?

Con la teoría aprendida sólo resta aplicarla en la práctica. El camino no es fácil ni ligero, pero estamos seguros que con constancia podréis crear vuestra propia marca personal y así diferenciaros en los procesos de selección.