Las lumbres de San Antón

Lumbres_San_Antxn

De norte a sur y de este a oeste. Más de una treintena de municipios de la provincia se iluminan en la noche de San Antón, para celebrar, de manera variopinta, la festividad del santo francés, protector del fuego y de los animales. Es una de las celebraciones más arraigadas y ancestrales de la provincia. Sin duda, el elemento más común son las hogueras o luminarias que se levantan en barrios y plazas de los pueblos, alrededor de las cuales se degustan las más diversas manifestaciones gastronómicas, desde las típicas rosetas de la capital a los productos matanceros de las zonas de sierra, además de servir de punto de encuentro para cantar y bailar durante una larga velada. En Mengíbar, se celebra también la festividad del patrón de los animales, cumpliendo con una tradición ancestral, que se ha convertido en una cita importante no sólo para los vecinos sino también para curiosos y turista. En el caso de Quesada, las lumbres dan paso a un gran festín chorizos, tocino, flores, morcilla y todo ello regado con un buen vino añejo. Pero lo más típico, culinariamente hablando, de esta gran velada son las migas.

Otros eventos de interés